Sociedad

En Córdoba, efectos adversos leves o moderados en el 7% de los vacunados

Comenzó ayer en Córdoba la vacunación contra el Covid-19 con el segundo componente de la Sputnik V. El ministro de Salud provincial, Diego Cardozo, informó que las dosis serán distribuidas a los 25 puntos de vacunación repartidos en la provincia, uno en la ciudad de Córdoba y el resto en los hospitales del interior.

El Ministerio de Salud de la Nación envió, en esta ocasión, 11 mil dosis para Córdoba que serán colocadas a los profesionales de la salud que accedieron a la vacunación, en la primera etapa, que comenzó el 29 de diciembre. Esta es la segunda dosis.

“Estamos conformes porque el nivel de concurrencia fue muy alto. Ahora completamos el esquema del personal de salud que se vacunó en la primera etapa”, informó Cardozo.

La Sputnik V es la vacuna contra el Covid-19 desarrollada por el Centro Gamaleya, de Rusia. El esquema consiste en dos dosis que deben ser aplicadas con un intervalo de al menos 21 días.

“Tiene el desafío de la cadena de frío. Exige ser mantenida a menos 18 grados. Cuando uno la saca del freezer y la descongela, tiene 30 minutos para su aplicación”, explicó a La Voz Ángela Gentile, jefa de epidemiología del hospital Ricardo Gutiérrez, de Capital Federal.

La experta indicó que el proceso de vacunación con la Sputnik V también requiere la colaboración de las fuerzas de seguridad y un contacto previo con las cinco personas que se deben vacunar en simultáneo para no desperdiciar dosis.

Por su parte, el infectólogo Pedro Cahn –asesor del Ministerio de Salud de la Nación– precisó que se necesitan entre 14 y 21 días para que el organismo comience a generar anticuerpos, después de recibida la vacuna.

Efectos de la vacuna

El ministro Cardozo informó que se encontraron efectos adversos entre el seis y el siete por ciento de los vacunados en la primera etapa en Córdoba, aunque todos fueron –según aseguró– síntomas leves y moderados. “Han sido muy diversos porque documentamos hasta lo más mínimo. En la mayoría, fueron cefaleas, febrículas, alergias o cuadros gastrointestinales. Pero todo dentro del marco de lo previsto. No tuvimos ningún efecto severo”, informó.

Tal como sucede con el resto de las vacunas, el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (Siisa) recolecta datos de los eventos supuestamente atribuidos a vacunas e inmunizaciones (Esavi), que envían las provincias.

El tercer informe de vigilancia de seguridad en vacunas de la Sputnik V, que será presentado hoy, indica que el 99,3 por ciento de esos eventos fueron leves y moderados.

Con un corte al 8 de enero, se reportaron eventos en el 3,8 por ciento de los vacunados. Es decir, un total de 3.453 reacciones o situaciones, sobre un total de 89.576 personas.

Sobre el total de eventos notificados al Siisa, el 97 por ciento (3.348 en números absolutos) estuvo relacionado con la vacunación. En orden, los síntomas más frecuentes fueron fiebre, cefalea, mialgias, reacciones locales en el sitio de la inyección, alergias leves, lipotimia y cuadros gastrointestinales.

El informe relevó cinco eventos no relacionados, pero coincidentes con la vacunación: traumatismos de cráneo, faringitis e infecciones por Covid-19. Y otros 16 “eventos aún en análisis”.

Seguimiento

“Es algo similar a lo que pasa con los ensayos clínicos. Los datos se van recolectando. Pero después los investigadores deben avisar a Anmat (el organismo nacional que regula medicamentos y tecnología en salud) si ese efecto adverso está relacionado o no con la vacuna o con el estudio”, aclaró Cahn.

El infectólogo citó un ejemplo: “Si un paciente es internado, se notifica como evento adverso serio. Pero después hay que ver lo que pasó. Quizás se cayó de la bicicleta. Y aunque no tenga nada que ver con la vacuna, se debe notificar igual. Porque, si de repente, siguiendo el mismo ejemplo, dos de cada tres voluntarios sufren caídas inesperadas, quizás haya algún efecto neurológico que no conocíamos”.

El experto insistió en que la vacuna, de por sí, “de ninguna manera representa el fin de la pandemia”.

Más positivos en el interior que en la Capital

En las últimas semanas, se acentúa esa tendencia respecto de los nuevos casos en Córdoba.

Córdoba sumó ayer 655 nuevos casos positivos de Covid-19, según el reporte diario del Ministerio de Salud. De ese modo, el promedio en lo que va de enero se ubica en los 569 nuevos contagiados por día.

La cifra resulta un 30 por ciento mayor que la que se registraba en la primera quincena de diciembre, pero, si se mide la evolución sólo de enero, parece amesetada. En efecto, en los últimos cinco días los casos diarios promedian los 493, al menos entre los oficialmente detectados e informados.

En total, la provincia de Córdoba suma desde marzo 138.718 personas infectadas. El 95 por ciento de ellas ya se han recuperado.

En la última semana, los casos diarios reportados acentúan más la diferencia que se viene observando de nuevos contagiados del interior provincial respecto de la Capital. Ayer fueron 475 y 180, respectivamente.

En cuanto a las ciudades con más casos, ayer volvió a sobresalir San Francisco, con 70 nuevos infectados. Esa ciudad es la que registra, entre las más grandes del interior, la mayor tasa de incremento de contagios en el último mes.

La cantidad de positivos tiene siempre relación con el número de testeos que se realicen. Ayer, entre PCR, serológicos y de antígenos, la Provincia informó de 4.490 análisis hechos. En los dos días anteriores, habían sido 2.639 y 1.965. El viernes, en tanto, se alcanzaron los 5.901.

Las cifras están dentro de los promedios de los últimos meses, pero muy lejos de los 15 mil testeos diarios que la Provincia anunció que impulsaría para este verano.

En fallecimientos por Covid-19, se sumaron ayer otras ocho personas, con las que el número acumulado trepa ahora a las 2.601.

 

Fuente: lavoz.com

Similar Posts