Sociedad

Vuelos y viajes en ómnibus: la Provincia trabaja para que vuelvan esta semana

El Gobierno de Córdoba tiene la intención que en esta semana ya estén funcionando vuelos y viajes en ómnibus de larga distancia con destino a esta provincia.

Tras la publicación de los decretos que habilitan esas actividades, lo más probable es que lo primero que se pongan en marcha sean los trayectos en avión, ya que las empresas de transporte interjuridiccional se encuentran negociando aportes estatales para volver a trabajar.

El secretario de Transporte provincial, Franco Mogetta, ratificó el viernes que tras las autorizaciones, Córdoba prestó conformidad para el ingreso de los aviones y ómnibus al territorio provincial que traslade a personas consideradas esenciales o con excepciones autorizadas por la Nación.

Sobre los interurbanos, el funcionario adelantó que están trabajando para una vuelta paulatina del sistema, una vez que concluya el período de aislamiento en los departamentos Capital, Colón, Santa María, Punilla, Tercero Arriba y San Martín.

Sobre este punto, las dos cámaras empresarias que representan a los empresarios del sector (Asetac y Fetap), advirtieron que el sistema está “quebrado”.

Y desde el gremio Aoita recordaron que hay firmas que adeudan parte de los sueldos de agosto, y que desde el mes pasado no hay más acuerdo salarial con las prestatarias.

Sobre los viajes interjurisdiccionales, se informó que se está trabajando con las autoridades sanitarias sobre los protocolos de funcionamiento de las terminales y del Aeropuerto Internacional Ambrosio Taravella.

“Estamos trabajando para que esta semana estén dadas las condiciones para que vuelvan a funcionar los viajes de larga distancia”, reconoció a La Voz una alta fuente de la administración de Juan Schiaretti. Esa misma fuente remarcó que se trata de una vuelta gradual.

El delegado en Córdoba de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Tomás Grunaut, consideró que los viajes deberían reanudarse “en el corto plazo”. Para eso, explicó que el Gobierno provincial debe informar qué localidades quedarán habilitadas para recibir los ómnibus provenientes de otras jurisdicciones. “Venimos trabajando las autoridades provinciales, para que indiquen los protocolos y a dónde podrán llegar los buses”, agregó Grunaut.

No obstante, hay una cuestión clave para que vuelvan los servicios de colectivos y que excede a lo que se termine acordando para Córdoba.

Cuestión de fondos

Hay que recordar que los servicios de larga distancia no reciben subsidios, sino que se financian exclusivamente con la venta de pasajes.

“El decreto del lunes pasado resuelve lo que se había suspendido en marzo, pero no permite volver a la normalidad ni que mañana vuelven los servicios”, advirtió Gustavo Gaona, vocero de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), entidad que representa a la mayoría de las empresas que se dedican a esa actividad.

“Los ómnibus salen limitados a un 60 o 70 por ciento los servicios, y las empresas enfrentan el desafío más importante, que es volver a funcionar. En este tiempo, logramos que los trabajadores recibieran ATP y aportes excepcionales para pago de sueldos por parte del Estado Nacional”, repasó Gaona.

Y apuntó sobre una cuestión clave: cómo hacen las empresas para operar con las limitaciones dispuestas y cuáles son las frecuencias que se dispondrán.

“El tema es cómo se financian las empresas con un 15 o 10 por ciento de las frecuencias habituales”, señaló el vocero.

Según pudo averiguar La Voz, en el Ministerio de Transporte trabajan para acercar una propuesta a los empresarios que responda a esa situación. En la Celadi aseguran que quieren volver a trabajar, y remarcaron que los servicios de larga distancia son un medio de transporte seguro, que permite la trazabilidad de los pasajeros.

“Tiene que haber un transporte público saludable para motorizar economías regionales. Por eso también es importante el aporte del Estado. Son más de 1.600 destinos a los que llegamos”, subrayó Gaona.

Otro punto a resolver es la cuestión gremial. Las empresas vienen pagando a los choferes un sueldo unificado equivalente a un 75 por ciento de lo que percibirían en situaciones normales. Por lo tanto, se debería acordar quiénes pasarán a cobrar el 100 por ciento, y otro elemento en ciernes: la negociación por un aumento salarial que viene llevando adelante la Unión Tranviarios Automotor en Buenos Aires.

Así las cosas, la vuelta de los ómnibus excede a la voluntad de los funcionarios cordobeses.

Diferente es el caso de los vuelos. Con Aerolíneas Argentinas sostenida principalmente por aportes estatales, no deberían existir mayores inconvenientes para que los aviones comiencen a llegar a Córdoba una vez que se habilite el Taravella.

Protocolo (Puede ser apoyo)

El titular de la CNRT Córdoba, Tomás Grunaut, informó que, de acuerdo a las resoluciones emanadas por el Ministerio de Transporte nacional, sólo podrán viajar trabajadores esenciales y autorizados con certificado de circulación. Cada persona tiene que viajar con el certificado, la aplicación Cuidar o el turno médico.

Antes de abordar, se toma la temperatura a choferes y a pasajeros. Si exceden los 37.5 grados, no podrán abordar.

Los índices de ocupación van del 60 al 80 por ciento. En coches semicama, el 60 por ciento; cama, 65 por ciento; cama suite, 80 por ciento; y tren, 60 por ciento.

Se aconseja que la venta sea online, y no presencial. Las empresas contarán con el listado de pasajeros para hacer la trazabilidad.

Cada pasajero debe llevar tapaboca. No habrá mantas, auriculares, catering ni material de lectura.

No se podrá transitar sobre el ómnibus salvo para ir al baño. Cada vez que la unidad se vacía, hay que desinfectar.

Los buses tienen que tener un lugar para aislar un pasajero con síntomas, a tres metros de otros pasajeros.

Contarán con jabón y rociador de agua con lavandina. Se recomienda a los pasajeros llevar sus propios elementos desinfectantes.

El aire acondicionado no se puede usar en modo recirculación.

 

Fuente: lavoz.com.ar

Similar Posts