Sociedad

Profesionales de la salud, “impactados” por despidos en hospital de Carlos Paz

La tensión entre el personal de salud del Hospital Gumersindo Sayago de Villa Carlos Paz y las autoridades sanitarias del principal destino turístico de Córdoba sigue escalando en intensidad, lo que resiente cada día más la atención en ese policlínico municipal.

El conflicto, de larga data, se agudizó a partir de la reciente desvinculación de ocho profesionales de la salud y el traslado de otros cinco a dispensarios de la ciudad serrana, comunicados por la directora del establecimiento, Claudia Pereyra.

Las malas nuevas colmaron la paciencia de la comunidad hospitalaria que sacó el conflicto a la calle, se declaró en estado de asamblea permanente y decidió, desde esta semana, mantener guardias mínimas y atender sólo a pacientes con Covid-19 en reclamo de mejoras salariales y para exigir que se de marcha atrás con la reestructuración.

Preocupación profunda

Ayer a la tarde, la Federación de Entidades Profesionales Universitarias de Córdoba (Fepuc) remitió una carta al intendente de Carlos Paz, Daniel Gómez Gesteira en la que le expresa la “profunda preocupación generada por despidos de profesionales de la salud de distintas disciplinas en el Hospital Gumersindo Sayago”.

“Nos resulta impactante saber de despidos, particularmente en un efector de salud estando vigente la emergencia sanitaria a nivel nacional y en momentos en los que el sistema sanitario se prepara para enfrentar la segunda ola de la pandemia Covid-19”, manifiesta la institución que nuclea a 33 colegios y consejos provinciales y representa a un colectivo de más de 120 mil matriculados.

En otro párrafo de la nota, Fepuc argumenta que la “crítica situación se generó por la no renovación de contratos, lo que en definitiva constituye un despido de trabajadores que arrastran una situación de precarización laboral -en algunos casos desde hace años- lo que implica de por sí una vulneración a las leyes de contrato de trabajo y la de empleados públicos”.

Finalmente, apela al “camino del diálogo” para resolver el conflicto y comenta que la situación está siendo analizada en la mesa de salud que entidades profesionales del sector que integran Fepuc comparten con el Ministerio de Salud de la provincia, a cargo de Diego Cardozo.

Silencio oficial

El intendente Daniel Gómez Gesteira y las autoridades sanitarias del principal destino turístico de la provincia mantienen un “silencio de radio” con relación al conflicto al que le atribuyen motivaciones políticas.

El concejal oficialista Sebastián Guruceta asumió de hecho como vocero del gobierno local en el conflicto.

El edil sostiene que el exintendente Carlos Felpetto, el senador nacional Carlos Caserio, y el dirigente social y excandidato a intendente de Carlos Paz Despierta, Emilio Iosa, son los mentores de una supuesta campaña para generar violencia en la ciudad, en la que inscriben lo que sucede en el Hospital Sayago.

También vincula el conflicto con sectores opositores y de la Cooperativa Integral (Coopi) con quien el Municipio mantiene una disputa desde hace años por la prestación de los servicios locales de agua, cloacas y gas.

 

Fuente: Lavoz.com

Similar Posts