Sociedad

Coronavirus en Córdoba: casi 9 de cada 10 fallecidos tenían más de 60 años

El 11 de enero de 2020, los medios estatales chinos informaron sobre la primera muerte oficial por coronavirus. El hombre de 61 años que falleció era un cliente habitual del mercado de Wuhan, donde presuntamente se originó el primer brote de la enfermedad en diciembre de 2019. Fue el primero en el mundo.

Nueve meses después, la cifra notificada de decesos en el planeta acaba de superar el millón de personas.

En Córdoba, la primera víctima fatal se anotó el 29 de marzo en la serrana localidad de La Cumbre: fue una mujer de 89 años.

Desde entonces, la cifra de fallecidos en esta provincia superó ya los 500 casos.

Acompañando la tasa de contagios en ascenso, la de muertes (e internaciones) también seguirá trepando por varias semanas.

Datos clave

Los números de la mortalidad hasta ahora registrada en Córdoba permiten trazar algunas conclusiones, contando los 509 decesos reportados hasta el martes último (sin agregar los notificados anoche).

En franco aumento. En los primeros seis días de octubre, el total de fallecidos representa un aumento del 404 por ciento respecto del mismo período del mes pasado. Si se compara con los números de meses anteriores, el incremento es aún mucho más notorio.

Del 1 al 6 de octubre, el Ministerio de Salud provincial reportó 113 fallecimientos. En esos mismos días de septiembre, habían sido 28. Y en agosto se contaron 10. Puede que asombre hoy constatar que en los seis días iniciales de julio no hubo ninguna muerte. En junio, habían sido siete.

Actualmente, el promedio de muertes es de 19 por día.

Según la Provincia, el 20 por ciento del total de fallecidos en Córdoba corresponde a personas que residían en geriátricos. Un mes atrás, ese porcentaje era más alto.

Según las edades. La edad promedio de los fallecidos por Covid-19 en Córdoba es de 74,5 años. Está algo por arriba de la media en el país (72 años).

El número no se mantiene fijo: hace un mes, con 200 fallecidos, ese promedio en Córdoba era de 73,5 años y en agosto se situaba en 71. Pero hasta julio, en la primera etapa de la pandemia, ascendía a los 78 años.

El 88 por ciento de los hasta ahora fallecidos en esta provincia tenía más de 60 años: sobran evidencias de que la edad es un factor de riesgo clave.

La víctima más joven tenía 25 años y la mayor, 100.

De los 509 fallecidos hasta el martes, sólo tres tenían menos de 30 años. Entre los 30 y 40 años, se suman seis casos. De los 40 a los 50 años, son 14 los decesos hasta ahora notificados. Y de 50 a 60 años se agregan 36 personas.

Esas cifras muestran que casi nueve de cada 10 muertes se cuentan hasta ahora entre los mayores de 60 años de edad.

Un dato significativo en Córdoba, como en el país, es que la edad promedio de contagio se ubica en los 38 años, aunque la de fallecidos supere los 70.

En la provincia, como en todo el país, la gran mayoría de los diagnósticos positivos se observa en la población de entre 20 y 50 años. Pero las muertes se cuentan, sobre todo, entre los mayores de 60.

Diferencias por sexo. En los dos primeros meses de pandemia, había más mujeres que hombres entre los fallecimiento adjudicados a Covid-19 en Córdoba. Luego se equilibró esa relación y en los dos últimos meses resulta clara una mayoría de varones. De los 509 casos contabilizados hasta el martes pasado, 291 eran hombres (el 57 por ciento), y 218 mujeres (el 43 por ciento).

La población cordobesa está dividida casi por mitades (51 por ciento son mujeres).

Otro dato relevante: los contagiados de coronavirus también se reportan por mitades casi idénticas entre sexos.

Capital e interior. El 44,4 por ciento de los hasta ahora fallecidos corresponden a la ciudad de Córdoba. El número se compadece con la estadística poblacional, ya que en la Capital habita el 40 por ciento de los cordobeses.

A la vez, se asemeja a la cantidad de diagnósticos positivos acumulados: la Capital suma el 46,5 por ciento de los más de 43 mil que contaba la provincia hasta el martes.

De todos modos, el porcentaje de fallecidos en Capital sobre el total provincial va en baja, al menos respecto del mes anterior, cuando representaba el 46 por ciento de los decesos reportados.

Por contrapartida, entre septiembre y octubre creció la tasa de decesos en el interior de la provincia. Ahora llega al 44,6% por ciento del total, y se vincula con el aumento en todo el mapa provincial de los casos positivos registrados. Ya no queda ningún departamento –de los 26 del mapa provincial– que no cuente contagiados.

En el interior, es la ciudad de Río Cuarto la que cuenta con más decesos: 82 hasta el martes, según el registro del Ministerio de Salud.

Tasas para comparar. La tasa de letalidad en Córdoba es del 1,2 y en el país del 2,2. Pero ese indicador (que mide la cantidad de fallecidos registrados sobre el total de testeos positivos) se va haciendo cada vez de valor más relativo, ya que es evidente la existencia de un subregistro de casos: con los contagios en ascenso, cada vez más positivos no acceden al análisis de PCR y ya no ingresan a los reportes oficiales de casos. Hace un mes, la tasa de letalidad era de 1,4 en Córdoba.

En tanto, la tasa de mortalidad (que mide fallecidos por cada 100 mil habitantes), marcó según el último informe epidemiológico provincial que en Córdoba era de 12,77.

Comparado con los otros tres distritos más poblados del país, en Santa Fe ese indicador era –hasta días atrás– de 12,77, en provincia de Buenos Aires de 54,3 y en la ciudad de Buenos Aires llegaba a 106.

Hay que mirar los casos de hace dos semanas

Los decesos de hoy se explican con los contagios de hace 14 días.

El experto en bioinformática Rodrigo Quiroga sostiene que “no tiene mucho sentido comparar los casos de hoy con las muertes que se registran este mismo día”. Y explica: “Cuando los casos aumentan más rápido que las muertes, la letalidad siempre baja. Si en una semana pasamos de 100 a 200 casos, recién va a fallecer el porcentaje que corresponda a esos 200 casos, de acá a dos o tres semanas. Siempre hay un delay”. El especialista recomendó medir cuántas personas murieron hoy, tomando como referencia los casos que aparecieron hace 14 días.

Murió por coronavirus el jefe de una terapia

Tenía 60 años y trabajaba en la clínica Vélez Sársfield.

Vicente  Melgarejo, de 60 años, el jefe de la terapia intensiva de la Clínica Vélez Sársfield, en Córdoba, falleció ayer por Covid-19. También se desempeñaba en el hospital San Roque. Permaneció internado durante 15 días. Néstor Jaimovich, propietario de la clínica, advirtió que hoy los centros de salud atraviesan un momento complicado. “La situación es caótica y nos pega a todos. No estamos ni mejor ni peor que los demás”, dijo.

 

Fuente: lavoz.com.ar

Similar Posts